patrocinado por: <a href="http://www.wikizapping.com">videos</a> <a href="http://www.info-empresas.net">empresas</a> <a href="http://www.contadorweb.net">contadores gratis</a>
relojes web gratis
Fecha actual 2  

» Fotos       

» Foro Koritolandia

» Escríbeme       

Que te estoy viendo

Planos:

Horarios de Trenes:

Horario de autobuses (solo diario):

Prensa:

ÁVILA


La provincia de ÁviIa, campos y sierras de Castilla, está situada al oeste de la provincia de Madrid y recostada sobre el enorme espinazo de la sierra de Gredos. Su superficie sobrepasa los 8.000 kilómetros cuadrados. Gredos, determinante de la provincia, divide tres valles de tierras fértiles, tres mundos de paisajes distintos: el valle del Tormes y el del Alberche, en la vertiente Norte, y el del Tiétar, en la deliciosa solana del Sur. La apretada vegetación remonta la ladera; los bosques de pinos, robles y encinas se coronan por cumbres desgarradas y desnudas. El dinamismo de la sierra se va sosegando camino del Norte, hasta alcanzar las llanuras, ruinas geológicas, de Madrid y Arévalo. Los pueblos al pie de las roquedas, a la sombra de los bosques o a la ribera de los ríos, o en la inmensa soledad de la Ranura, guardan puramente la esencialidad castellana; construidos a grandes alturas, dominan los páramos o atalayan dilatados horizontes. Sus historias, siempre enlazadas con hazañas y esfuerzos militares, cuentan también su honda religiosidad y sus afanes místicos: Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, los dos grandes Santos de Ávila, informan costumbres, tradiciones, sentimientos y devociones por todas las tierras, las ciudades y las sierras abulenses. Iglesias románicas, junto con ruinas de castillos aún dominantes y desafiadores, se levantan por toda la geografía de Ávila.

Introducción

Histórica

Muchos han sido los personajes y acontecimientos históricos que han forjado el pasado abulense. El suyo ha sido un pasado de contrastes con momentos de gran esplendor y épocas de tristes recuerdos. Un pasado que tuvo en el siglo XVI su apogeo para iniciar a finales del XIX tras centurias de decadencia una recuperación a veces perezosa que llega hasta estos días.

Los Orígenes

Una de la leyendas sobre el nacimiento de Ávila, cuenta que Nabucodonosor, rey de Babilonia fue su fundador. Otra atribuye su creación al mismo hijo de Hércules, Alicedo, quien le dio el nombre de Abula en honor de su madre. Pero el pasado cierto de Ávila tuvo que ver con la población celta; así los alrededores fueron ocupados por la tribus de los vettones, quienes comenzaron a instalarse allí hacia el 700 a. de C., fundando núcleos denominados castros. De estos castros o núcleos de población quedan restos como los de las Cogotas, en Cardeñosa y el de Ulaca próximo a Solosancho en el valle de Ambles. En estos asentamientos se vinculan los famosos berracos pétreos o esculturas zoomorfas y compactas que representan toros, cerdos y jabalís. Su significado podría ser mágico-ritual, de protección quimérica del ganado, o indicadores de calzadas ganaderas.

Ávila romana

Las incursiones de Aníbal en su asedio a los romanos y la posterior dominación de estos desde el 218 a. de C. supusieron un cambio radical de Ávila. Los vettones son asimilados por los romanos a su cultura latina y mediante tratados son obligados a descender a lugares abiertos y de mas fácil control por los romanos. Estos fundan una colonia de carácter militar en un lugar elevado y rodeado de murallas. Así Ávila pasa a ser parte de la Hispania Ulterior y luego de la Lusitania de Augusto, después se perfila como núcleo urbano con actividad económica y vida social -Decumanus Maximus y Cardus Maximus (Mercado Chico), restos arqueologicos romanos, monedas, urnas funerarias, cerámicas y la muralla, así lo atestiguan-.

Edad Media

Con el siglo III, el modelo urbano romano entra en crisis y se produce una lenta decadencia que termina con la caída del Imperio Romano, las invasiones germánicas y también un proceso de ruralizacion por todo el Occidente, no escapándose Ávila a esto. Con esto se abre uno de los periodos mas impenetrables de la historia abulense con contadas manifestaciones artísticas y culturales.
Se sabe que Ávila figuraba dentro del contexto de la iglesia hispano-goda en el siglo VII con el nombre de Abela; también que sus obispos participan en los concilios de Toledo. Ávila entonces estaba constituida posiblemente por un grupo dominante de hispanos romanos y germánicos, formados por la alta aristocracia y la jerarquía eclesiástica, estando a su servicio los campesinos, pastores y esclavos.
Con la invasión musulmana, varia esta situación. Con su invasión hacia el 711 o 712 se inicia una confusa época de conquista y reconquista entre cristianos y musulmanes convirtiendo las tierras de Ávila en tierras de nadie durante tres interminables siglos.
El 1085 marca la inflexión de esta situación. Alfonso VI conquista Toledo y repuebla la banda meridional del Duero para así asegurar su conquista. Su yerno el conde don Raimundo de Borgoña es el encargado de la repoblación. Según la Crónica de la Población, vinieron "buenos omnes de Cinco Villas, e de Lara, e algunos de Covaleda" para, en sucesivas oleadas llegar gentes del alto Ebro, navarros, vascos, francos, judíos, y mozárabes.

Los diferentes grupos de pobladores se agruparon en barrios, todos en torno a una iglesia, dando lugar a los arrabales con una iglesia como centro donde celebraban sus cultos religiosos y sus asuntos civiles. En ese momento comienzan las obras de construcción de San Vicente, San Pedro, la misma catedral y las fortificaciones del amurallamiento, dotando a la ciudad de los primeros fueros y privilegios.
La edad Moderna
Decir esplendor de Ávila es decir siglo XVI por el sector manufacturero de la lana teniendo hasta 13.000 habitantes fundándose numerosos conventos e iglesias, acometiéndose reformas urbanísticas que llenan de bellas mansiones señoriales sus calles y surgiendo personajes de trascendencia como Santa Teresa y San Juan de la Cruz. La antigua Ávila guerrera se transforma en plaza conventual o fortín religioso hecho a "toque de campana".
La decadencia de fines del XVI se agravó en el siglo siguiente por la peste de 1599 y la expulsión de los moriscos en 1610 que redujeron su población mas del 25 % afectando al comercio, la artesanía y al capital en circulación. Por otra parte muchos nobles atraídos por la Corte se trasladan a Madrid, abandonando sus tierras y administración dejándolo en manos de administradores que favorecen en si el absentismo y abandono. Esta situación se agudiza con las emigraciones a la recientemente descubierta América que con mas impuestos y la baja competitividad de los productos textiles entra en una gran decadencia la antes incipiente y trabajadora Ávila. Con la voluntad de solucionar esta decadencia se formo la Real Sociedad Económica de Amigos del País y la Real Fabrica de Algodón en 1788 pero no supuso sino la confirmación de un declive progresivo en el momento de la Ilustración.
Ávila Contemporánea
Sin salir de su letargo, con los nuevos siglos nuevas epidemias y la ocupación por el general francés Lefebre en 1809 castigan aun mas a la población que apenas alcanza los 3.000 habitantes. La ciudad con esa población no es capaz de realizar conservaciones, ni puede hacer construcciones y solo la Universidad de Santo Tomas con su emanación de intelectualidad es capaz de rasgar el cuadro oscuro de la época.
La llegada del ferrocarril en 1862 parece que hace renacer la ciudad. Se construyen los alcantarillados, se empiedran las calles y aceras, se arreglan los Mercados Chico y Grande, se hace el puente del Adaja, el actual ayuntamiento etc., esta llegando la nueva época y ya tiene hoy día casi 50.000 habitantes. Cronología

700 a C Instalación de tribus celtas
218 a C Dominación romana
500 Invasión de germánicos
711 Ocupación de musulmanes
1087 Primeros repobladores
1090 Construcción de las murallas
1214 Muere Alfonso VIII en Gutierre Muñoz
1256 Alfonso X da el Fuero de los Excusados
1367 Toma partido por Enrique contra Pedro I
1451 n. en Madrigal de las Altas Torres, Isabel
1468 Isabel proclamada heredera en Guisando
1497 El príncipe Juan enterrado en Santo Tomas
1515 n. santa Teresa de Jesús
1542 n. en Fontiveros san Juan de la Cruz
1610 Expulsión de los moriscos
1622 Canonización de Teresa de Jesús
1785 Creación de la R. S. E. de Amigos del País
1809 El general Leffebre, ocupa la ciudad
1836 Mariano José de Lara elegido diputado
1841 Andrés Bernaldo de Quirós (mi 3º abuelo por línea materna) elegido por Ávila Diputado
1861 Construcción del nuevo ayuntamiento
1862 Llega la primera locomotora de vapor
1898 Aparece el Diario de Ávila
1976 Adolfo Suárez, presidente de Gobierno
(Mi familiar A. Sánchez T. secretario en la Moncloa)
1982 Juan Pablo II visita la ciudad
1983 Estatuto de Castilla y León
1985 Declarada Patrimonio de la Humanidad
1990 Creación del Centro Internacional de Estudios Místicos

Casas y palacios de la nobleza de Ávila

Casa de los Deanes (museo provincial)
Casa de don Suero del Águila (de los Verdugo)
Casa de don Miguel del Águila (su dueña la marquesa de Valencia, lo vendió a un constructor, y este, al ayuntamiento de Ávila para ubicar en el palacio la Biblioteca Municipal una vez restaurado (1999)).
Casa de Diego de Bracamonte (Junta de Castilla y León)
Casa de Juan de Henao (regidor, parador de turismo)
Casa del Conde de Polentinos (Academia de Intendencia)
Casa de Blasco Núñez de Vela (audiencia de Intendencia)
Casa de Pero Álvarez Serrano (regidor de la ciudad)
Casa de Juan Vázquez Rengifo (de Almarza)
Casa del Regidor Ochoa Aguierre (de los Superunda)
Casa de Gaci Bañez de Muxica (torreón de los Guzmanes)
Casa de de los Dávila
Casa de los Valderrabano (un hotel ahora)
Casa del Marques de Velada

Sus personajes ilustres

Obispo Prisciliano, el agnóstico y manipulador de la religión, que por maniqueo y falso fue decapitado en Trevis en el 380, aunque antes hubiese sido elegido obispo de Ávila entre los de su secta, en los primeros tiempos del cristianismo.
Obispo San Segundo, su patrono, primer obispo de la ciudad.
Nalvillos, adalid de la lucha contra musulmanes
Jimena Blázquez singular heroína que convoca a las mujeres para la defensa de la ciudad
Zurraquin Sancho exaltado héroe en la lucha contra el infiel.
Alonso de Madrigal, El Tostado, Canciller Mayor del Reino con Juan II y obispo de Ávila desde febrero de 1453 hasta su muerte en septiembre de 1455, nacido en Madrigal en 1404 de pequeña estatura, que se cuenta de el por su poca estatura, pues tan pequeño era, que al asistir al concilio de Trento y estando en su escaño, se le invito a que se levantase, pues no le veían, diciéndole, -surge,- y este hubo de responder: ego non sum plus, no soy mas, no tengo mas estatura pudo decir-.
Ciudad donde San Juan de la Cruz, el hijo de Gonzalo Yepes al que llamaban el Toledano y de Catalina Álvarez, conoció a la Santa en 1567 siendo prendido el 2-12-1577 por la envidia de los Carmelitas Calzados, pasando en prisión 9 meses, muriendo en Ubeda el 14-12-1591 tras muchas vicisitudes y pasos por distintos conventos y congregaciones, habiendo nacido en Fontiveros en 1542.
Ciudad donde se asentó el abuelo judío de Santa Teresa, Juan Sánchez, vecino en 1493 y mercader en Toledo, que en 1485 declaro ante la inquisición haber cometido delitos de herejía y apostasía, pues, entonces el oficio de mercader se consideraba sospechosa de judaísmo. El hijo de Juan Sánchez, llamado Alonso, caso de segundas nupcias con Beatriz de Ahumada, naciendo de esta unión en Gotarendura, Teresa, el 4-4-1515 educándose esta en el convento de las Agustinas de Santa María de Gracia y el padrino del bautizo el caballero Núñez Vela, muriendo la santa, en Alba de Tormes el 4-10-1582.
Blasco Núñez de Vela primer virrey del Perú y gobernador de Nueva Castilla.
Pedro de La Gasca, clérigo.
El Duque de Alba y su brazo derecho Sancho Dávila conocido como el rayo de la guerra.
Con el descubrimiento de América, Gil González Dávila, contador real de La Española, desde 1511.
Fernández Álvarez de Toledo 3er. Duque de Alba como jefe de los ejércitos en Flandes.
En la música Cristóbal de Moralesy Juan Navarro, Tomas Luis de Victoria en 1548.
Mariano José de Larra.
Claudio Sánchez Albornoz.


Volver al principio de la página

 

 
Google